FLAGSHIP PUBLICATION
Share
SHARE

Maximizando los ahorros de costos de los gobiernos

Perú, República Dominicana y Costa Rica evidencian el valor de los pagos digitales en la recuperación económica

Las economías de América Latina y Caribe (ALC) han sido severamente afectadas por la pandemia de la Covid-19, sufriendo una contracción del PIB del 6.7%* según datos del Banco Mundial.

Generar un clima propicio para la recuperación económica pasa por aumentar la eficiencia de la gestión de recursos públicos. Este enfoque presenta la digitalización de pagos y la adopción de las Cuentas Únicas del Tesoro (CUT) como una de las formas más eficientes.

Entre los beneficios que implicaría la adopción de CUT y la digitalización de los recaudos de ingresos y pagos está el ahorro anual potencial de USD$ 1.1 mil millones, sumados todos los 17 países de Fotegal (Foro de Tesorerías Gubernamentales de América Latina), lo que corresponde al 0.15 por ciento de los ingresos fiscales totales.** Así lo desvela el estudio Maximizando los ahorros de costos de los Gobiernos realizado por la Alianza Better Than Cash, que aborda los resultados obtenidos en Perú, República Dominicana y Costa Rica, cuyos gobiernos han adoptado la CUT en el Banco Central o en un banco comercial del Estado.

El informe ha sido realizado en cooperación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Foro de Tesorerías Gubernamentales de América Latina (FOTEGAL) e incluye 18 indicadores para calcular el ahorro que supondría la centralización y la digitalización de pagos.

La metodología también destaca buenas prácticas existentes en los respectivos ecosistemas financieros, permitiendo así identificar los puntos de referencia para aplicar las mejoras posibles. Para los países que todavía no tienen una CUT, la metodología también permite medir las ineficiencias de las prácticas financieras existentes.


*El descenso en el PIB del 6,7% se registró en 2020 y excluye a Venezuela.

**Esta es una estimación anual basada en datos de 2018. Incluye 14 países de ALC que no fueron evaluados individualmente en el estudio y propone una versión simplificada de la metodología utilizada. El resultado es una estimación conservadora de los ahorros potenciales que podrían generarse al implementar la metodología CUT y la digitalización de los recaudos de ingresos y pagos en ALC.